Skip to content

En la primera ola, los equipos de protección eran escasos e incluso inadecuados. Al llegar a casa, siempre existía ese miedo de haberte contagiado. Pero nuestra profesión va mucho más allá del miedo al Covid-19. Para nuestros pacientes, la sonrisa que podían insinuar a través de nuestros ojos era lo más cercano que podíamos darles.

Patricia Martinez
Enfermera Multidisciplinar
(Bilbao)
Compártelo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Escríbeme aquí tu comentario, gracias!

2 Comentarios

  1. Gracias una vez más por dejarme ser parte de este magnífico proyecto. Cuántas vivencias detrás de una mascarilla. Seguimos hacia delante. ¡Enhorabuena!

  2. Gracias a ti Patricia.


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *